domingo, 4 de marzo de 2012

CONTÁGIAME........... JULIÁN GIJÓN PARA COIFFURE PROFESSIONNELLE


CONTÁGIAME...



            Grandes científicos de todo el mundo trabajan en una nueva vacuna. En este caso no para prevenir sino para contagiar. Le llaman la vacuna del sin motivo y con una sola dosis crea optimismo en los seres humanos. Es muy contagiosa y su efecto secundario crea grandes residuos de imaginación y provoca nauseas continuadas de inspiración. Gobiernos de medio mundo están haciendo grandes aprovisionamientos para paliar la crisis y contagiar masivamente a los ciudadanos de sus países. Por desgracia, a las pasadas y a las nuevas generaciones se les olvidó ser optimistas, aparcaron la imaginación y se les secó la inspiración...
            Recuerdo la plaza de delante de casa donde de niño corría, jugaba y soñaba a ser mayor. Era un espacio de tierra con escaso mobiliario urbano. Siempre jugaba a ser un gran personaje repartiendo el mal y el bien en mi fortín imaginario. Mi gran imaginación, optimismo y fantasía me hicieron crecer y conocerme a mí mismo. Creo que todo ello me ha llevado a no dejar nunca de de soñar, imaginar, tener esperanza, compartir, tener fe, enamorarme, tener confianza y contagiar todos estos sentimientos y acciones con grandes dosis de imaginación.
            Todo ello, ya de adulto, me llevó a desarrollar la imaginación creativa siempre fusionada con la realidad, tanto de lo tangible como de lo invisible. Y rechazando fantasías ilusorias e improductivas y aceptando las que te llevan al crecimiento personal y a las metas definidas, ya sean sentimentales, instintivas o emocionales.  
            Dichosos aquellos días en los que un palo era un láser de Star Wars, la rueda de un camión abandonando mi castillo, las piedras comida y manjares, o que la tierra de la plaza era el mar en el que navegamos en busca de tierras fértiles y de alguna princesa dormida en los sueños de nuestro subconsciente.
            Definitivamente, tenemos que volver a cultivar la imaginación. Hoy, somos meros espectadores de los acontecimientos sociales. La vida se ha convertido en algo tan sencillo que si no queremos, no tenemos por qué usarla. Estimulemos la creatividad. Rompamos lo establecido durante unas horas al día. Apaguemos televisores, redes sociales y ordenadores. Abandonemos el coche. Corramos. Paseemos. Utilicemos la bicicleta y respiremos el aire de la montaña. Escalemos un pico. Abandonemos ascensores y utilicemos pies y piernas. Cerremos el móvil... Levantémonos del sofá... Y, en pocos segundos, como por arte de magia, la imaginación inundará nuestro cerebro y empezaremos a funcionar, a crear, a ser optimistas y a imaginar. Los proyectos con mucho presupuesto -y no es que esté en desacuerdo con ellos- pierden en muchos ocasiones la frescura y la innovación que surge de la creatividad. En cambio, podemos apostar por formatos más humildes y más ricos en imaginación, optimismo e inspiración.
            Si es preciso pongamos la vacuna del "SIN MOTIVO" e infectemos a todos los seres que queremos, que conocemos, con los que compartimos la vida. Solamente abrazándolos les transmitiremos todos esos virus más que necesarios.
            "La lógica te lleva de A a B. La imaginación te lleva a todas partes" (A. Einstein)
            JULIÁN GIJÓN

             


              Asesor artíistíco - creativo de Kin Cosmetics

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada