domingo, 30 de mayo de 2010

CORTADORES DE CABELLERAS


Los grandes espíritus inspiradores de fabulas. Testigos mudos de múltiples generaciones. Accionistas de sueños, miedos y esperanzas del ser humano. Iluminados del sol, la luna y las estrellas nos dejan relatos del ayer que muchas veces inspiran el presente.
La peluquería de este país también, como no, tiene su San Benito o su fábula real o ficticia. Algo presente a diario en nuestros salones para una gran parte de nuestros clientes es el hecho de que nos perciban como CORTADORES DE CABELLERAS. Nos acusan, creo que por tradición, de lo que nos gusta córtales el cabello y de lo corto que se lo dejamos aunque sus longitudes sean largos, muy largos o cortos.

Lo que nuestras  clientas, tal vez, no saben es que quién más corto ha cortado el cabello a lo largo de la humanidad fueron los indios del oeste americano. Estos sí que apuraban la forma craneal, dejando ángulos y líneas faciales al descubierto, sin complejos ni miramientos y encima sin preguntar ni discutir midas con el cliente.
Unamos nuestras fuerzas y convoquemos a nuestros espíritus o a nuestros demonios para acabar con este maleficio de cortadores excesivos del cabello de nuestras clientas.

Tribus del desierto: Apaches, Navajos, Zunis,…
Tribus de las praderas: Pies negros, Comanches, Sioux, Cheyenne,…
Jefes indios: Toro Sentado, Caballo Loco, Nube Roja, Jerónimo,…
Unámonos en la guerra  y combatamos la gran batalla.
O bien si esto de hacer la guerra nos da un poco de palo o vagancia pongamos remedio y soluciones para que estos comentarios, vacios en su contenido en muchas ocasiones aunque justificados en otras, dejen de existir.
Cuando al profesional le falta técnica en el corte, algo básico para la realización de un buen estilo, es el principio de nuestro fracaso. Tanto iguala las secciones al calcular las midas a ojo de buen cubero que de las midas demandadas a las que realmente nos quedan nada tiene que ver. Diferente será si utilizamos una buena técnica controlando una mecha guía referente con el ángulo deseado. Demostraremos a nuestra clienta que cortamos los que nos demanda no lo que nos sale.
Por primera vez un estudio de una importante casa comercial da como resultado que el corte de cabello es superior en nuestro país en demanda que el servicio de color en nuestros salones. Lo que demuestra que el futuro de la peluquería española, como muchos veníamos vaticinando hace años, está en el corte de cabello.
La micro peluquería de este país o bien nos ponemos la pluma india en la cabeza o empezamos a valorar el nuevo cambio social en el cual estamos sumergidos dándole la importancia que se merece a la libertad de movimiento de los cabellos de nuestros clientes. Así que tribus del desierto, tribus de las praderas, grandes jefes indios, espíritus de guerras y batallas, de fábulas y “San Benitos”, empecemos a conquistar la confianza y la valoración de nuestras clientas con la adquisición de buenas técnicas de trabajo y estando actualizados al máximo cada día
Los que pierdan esa batalla o incluso piensen  que esto no les atañe -¡Felicidades!- por que seguirán siendo miembros de ese grupo en vías de extinción que se hacen llamar… los CORTADORES DE CABELLERAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada